Navegando por
Etiqueta: sudeste asiatico

Tesoros del hinduismo: Bali

Tesoros del hinduismo: Bali

  Bali es visita obligada si estás recorriendo el Sudeste Asiático. Y digo esto ahora, con el diario de ayer, porque  estuve a punto de  no ir a la isla hinduista de Indonesia.   Me parecía demasiado turística, comercial, una destino vacacional de australianos que lo único que quieren es repetir sus borracheras diarias en otro continente. Y no me equivoqué, así es Kuta,  con sus playas atestadas de surfers y sus noches descontroladas. Pero en Bali, aún hay un…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “L” de Llorar

Mi abecedario viajero: “L” de Llorar

Porque a veces se hace difícil viajar, casi nunca estamos en una playa relajados tomando sol.   Porque viajamos para conocer lugares y gente nueva y también para desafiar nuestros propios límites, salir de nuestra zona de confort, justamente para encontrar la zona de aprendizaje, y eso no siempre es fácil.   Yo soy bastante optimista y sociable, me gustan las dificultades y la aventura, pero en la capital de Timor Oriental  me quebré. Estaba muy cansada y los primeros días…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “G” de Gitanos de Mar

Mi abecedario viajero: “G” de Gitanos de Mar

En la Isla Mabul, en Borneo, Malasia, conocimos a un grupo de gente a los que llaman gitanos de mar. Ellos viven toda su vida en el océano, en unas pequeñas embarcaciones de madera. Pocas veces van al continente; y cuando lo hacen es sólo para vender pescado y comprar algo de arroz. Su vida transcurre en una pequeña canoa, allí pescan, cocinan, comen, lavan sus utensilios, secan su ropa, hacen sus necesidades; los niños juegan, ayudan a sus padres, gritan,…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “F” de Funeral

Mi abecedario viajero: “F” de Funeral

Me gusta viajar a dedo porque siempre se producen saltos de programa, esas sorpresas que nos da el camino, esos desvíos de la planificación, cosas inesperadas que nos sorprenden, choques culturales. En este caso estábamos haciendo dedo o autostop en la isla de Timor, del lado de Indonesia. Viajando hacia la  ciudad de Kefamenanu, nos levanta un chico que estaba yendo a visitar a su familia. El trabaja en un hotel en Bali y  sólo ve a su familia unos 20 días…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “E” de Extinción

Mi abecedario viajero: “E” de Extinción

En mi caso la motivación de los viajes es siempre descubrir algo nuevo, y cuanto más lejano, inhóspito y menos información tengo del lugar mejor.  Así llegué a Borneo, sin saber demasiado. Sólo sabía que era una de las islas más grandes del Sudeste Asiático y que estaba formada por dos países: Indonesia y Malasia. Iba en busca del Orangután, el mono más grande de la tierra que está en peligro de extinción. La palabra Orangután deriva del malayo Oran Hutan, que…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “D” de delfines acróbatas

Mi abecedario viajero: “D” de delfines acróbatas

 Dormir en un hotel de mil estrellas en Timor Oriental. Estaba viajando con Karel y no teníamos donde dormir. Timor Oriental (o Timor Leste como se dice en Portugués ) es un país bastante caro para el bolsillo del mochilero y  sorprende que lo sea por ser parte del  Sudeste Asiático. Aunque el 40% de la población vive bajo el umbral de pobreza, y subsisten con menos de 1 usd por día, el costo de vida en la capital del país…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “B” de Buceo o “B” de Bohol

Mi abecedario viajero: “B” de Buceo o “B” de Bohol

Con la  letra  “B”  dudo en poner “B” de Buceo o “B” de Bohol así que pongo ambas, porque en estos dos años de viaje me saqué las ganas de bucear e hice el curso de Open Water. Es la primer categoría de buceador profesional. El lugar más conocido para hacerlo en el Sudeste Asiático es Koh Tao, una isla al sur de Tailandia, quizá no sea el lugar con mejores corales pero las aguas son super calmas, cristalinas y…

Leer más Leer más

Mi abecedario viajero: “A” de Auto-stop

Mi abecedario viajero: “A” de Auto-stop

Auto-stop, pedir raid, dar carona, hitchhike o hacer dedo, como decimos en Argentina. Porque me encanta y elijo viajar A dedo cuando puedo. Si tomo un bus desde el punto A al punto B; lo más probable es que llegue, tal como lo planeo, sin ningún imprevisto, con un poco más o un poco menos de demora pero llegaré. En cambio al hacer dedo puede que no llegue en el día, puede que se produzcan muchos desvíos en el camino; esos…

Leer más Leer más